just jazz...

12 de noviembre de 2012

Hoy me siento triste, porque mi padre se ha ido, pero mi tristeza es equiparable a la de alguien cuyo padre, hermano o mejor amigo se va a vivir a otra ciudad, porque más que un "adiós" es un "hasta la vista"

Hoy existen muchos tipos de creencias, religiones e incluso gente que no cree en nada. Aquellos de vosotros que compartáis mis creencias, y mi fe, entenderéis si os digo que mi padre no ha desaparecido, tan sólo se ha ido a vivir a otro lugar, y si en ese nuevo hogar sus pulmones funcionan bien, su corazón late con su fuerza de siempre, y ya no tiene dolores, entonces está ahí mejor que aquí, y lo que ha dejado atrás, a sus seres queridos, es sólo una pérdida temporal, porque es cuestión de tiempo que vuelva a encontrarse con todos, y más tarde o más temprano volveremos a reír juntos.

Por esto yo no le digo "adiós" a mi padre, le digo "hasta la vista"